Consejos para hidratar la piel

Recomendaciones  para la hidratación de tu piel en Madrid

Hidrata tu piel frente a la exposición solar

La deshidratación de la piel nos puede hacer perder elasticidad cutánea; favorecer la aparición de sequedad, descamaciones y grietas; apagar el tono y, por supuesto, acelerar el proceso de envejecimiento cutáneo. ¿Quieres disfrutar del verano sin que esto suceda?

Te proponemos tres consejos: regenerar la piel, mantenerla bien hidratada y protegerla del sol. Con estos tres pasos, te aseguramos que tu piel no perderá su luminosidad, elasticidad y juventud.

Paso 1 ¡Renueva tu piel!

Como se acerca el verano, es el momento perfecto para realizarte una exfoliación completa.

La exfoliación, que nosotros llamamos pulido, tiene como objetivo eliminar las células muertas, estimular el proceso de renovación celular, favorecer la oxigenación cutánea y permitir que los cosméticos aplicados a continuación penetren mejor. Además de esto acelera la regeneración celular ya que estamos activando el proceso al eliminar las células que deben caerse y reactivar la reproducción de nuevas en capas más profundas.

Exfoliar la piel es un gesto que deberíamos repetir durante todo el año:

En el centro de estética aconsejamos realizar una renovación celular en cada cambio de estación, con el objetivo de reparar y preparar la piel para la nueva época del año.

En casa, según la tipología de la piel lo aconsejaríamos una vez al mes o quincenalmente.

Paso 2 ¡Hidrátate!

La hidratación es importante por tres motivos:

  1. Una piel hidratada ralentiza la aparición de arrugas.
  2. Una piel hidratada es más resistente a las agresiones que recibe del medio.
  3. Una piel hidratada potencia y prolonga el bronceado adquirido, proporcionando un aspecto más sano, radiante y uniforme a la piel.

Cómo hidratar la piel antes y durante el verano

Lo primero que debes hacer, es realizarte un tratamiento profesional que repare y prepare la piel antes del verano. Luego, lo único que deberás hacer, es prolongar sus efectos incorporando la hidratación en tu rutina de belleza diaria.

Paso 3 ¡Protégete!, no te olvides el factor de protección solar

No podemos negar que el sol es bueno para la piel pues nos ayuda a sintetizar vitaminas y proteínas, pero, en exceso o sin precaución, nos puede provocar rojeces, quemaduras y, en los casos más extremos, melanomas…

Has de tener en cuenta que no sólo cuando vayas a la playa debes protegerte del sol, en muchas ocasiones pasas horas expuesta a las radiaciones solares sin ser consciente de ello. Debemos tomar consicencia de esos momentos y sobre todo prestar especial atención en esas áreas que están más fotoexpuestas como son el rostro, el escote, los labios, las calvicies y los empeines.

Recuerda ponerte el fotoprotector 20 minutos antes de exponerte al sol.

¡Disfruta del buen tiempo!